20.4.10

¿TOMAR LAS CALLES?

El fin de semana, el Universal publicó "Gobierno pide a ciclistas tomar las calles".   Suena muy bonito, pero en la práctica y pensándolo un poco, terminé diciendo "estos salieron más cabrones que bonitos".

Martha Delgado, secretaria del Medio Ambiente, explica que en la Ciudad de México el proceso será al revés de lo que pensamos algunos. . . Primero esperan que sean muchos en la bicicleta para, entonces sí, construir la infraestructura necesaria.   Tal vez, Martha no ha pensado que lanzar a la calle a tanta gente, sin tener un programa de seguridad muy bien planeado y establecido, los percances estarán a la orden del día. . . todos los días.


Hoy tuve mi primer accidente como ciclista y obviamente por eso estoy escribiendo este post.   Nada grave, afortunadamente no llegué al piso. . . me detuvo la puerta de un taxi. . . la misma con la que mi bicicleta se estrelló antes de que lo hiciera el resto de mi adolorido cuerpo.   Por fortuna mi cabeza quedó arriba de la parte alta de la puerta y no quedé con ojos de cruz y lengua de fuera, a mi novia le robaron mi casco (y su cámara. . . y una maleta. . . y los lentes de Valentín Trujillo. . . etc. . .) hace dos semanas cuando le abrieron su coche en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, otra queja. . .

The Clash
"Shoul I Stay Or Should I Go"
 

5.4.10

EL FIN DEL MUNDO

Hoy nos hacíamos la pregunta, ¿qué pasaría si estuviera cerca el fin del mundo?. . .

Cada quién tiene su versión sobre cómo llegará ese momento. Alguno recordó a una amiga extranjera que acostumbraba decir que en la Ciudad de México, siempre parece que el Apocalipsis está a unos momentos de acontecer. Otro más, mencionó que tanto terremoto en la Tierra no es normal y no le extrañaría que se abrieran grietas gigantes que se coman los continentes. . .

Hace no mucho tiempo se informó de la construcción, en Suiza, de un acelerador de partículas que pretende recrear, a una menor escala, la formación del Universo. ¿Será eso posible? es uno de los temores entre algunos de los que participaban en la plática de hoy. . .

- ¿y si se acaba el mundo? - preguntó uno de ellos.
- si algo sale mal y se acaba el mundo seguramente ni nos vamos a enterar - despreocupado, le respondí.

Pero luego, me quedé pensando que no necesariamente tendría que ser algo rápido. . . podrían crearse, según algunas opiniones, pequeños hoyos negros que si se salen de control se tragarían todo lo que encuentren a su paso. . .


En uno de los peores escenarios, podría crecer a 1.0 cm por seg. Pasarían algunas horas antes de que desaparezca Suiza y no tardaría mucho en seguir la misma suerte el resto de Europa junto con Africa y buena parte de Asia.

En América tendríamos un poco más de tiempo para ver el caos pero no por eso seríamos más afortunados. Felipe Calderón saldría a dar un mensaje a la nación donde hablaría sobre lo bien que le va a ir a México después de este pequeño trago amargo, que ha girado instrucciones para que salgamos lo mejor librados de este fin del mundo. . . que para nosotros sólo será pasajero, como un catarrito, agregaría Agustín Carstens. . .

Se harían cálculos para saber el punto exacto que tardará más en desaparecer de todo el planeta. Los gringos, pendejos como son ellos, llevarían a su presidente a ese punto valiéndoles madre todo y reventando cuántos hocicos sean necesarios para permitir que Mr. Obama viviera 5 mins más que el resto de los humanos.

Spacehog
"In the Meantime"