21.6.11

MI JEFE

Supongo que es normal que en los primeros recuerdos que tengo de mi vida, los protagonistas sean mis papás.   Aprovechando que recién fue día del padre y que creo que no había escrito nada aqui sobre el mío antes, le quise dedicar unas letras y recordar varios de los momentos que afortunadamente hemos podido compartir.   Desde hace varios días estaba buscando la foto que acompaña al post de hoy, no quería escribir nada sin tenerla.

Seguro que no pasaría de los dos años, pero mi primer recuerdo se remite a cuando yo me quedaba esperando a que mi padre se quedara dormido porque me daban miedo sus ronquidos. . . me imaginaba que se convertía en un monstruo que igual podía levantarse en cualquier momento y devorarnos a todos.   No sé cómo terminó el asunto.   Un día mi mamá me preguntó por qué no quería dormirme, seguramente yo estaba cabeceando con los ojos a media asta como lo sigo haciendo ahora, y le conté que hasta que no dejara de gruñir godzilla, yo no me dormía.

A mi no me gustan los juegos de vértigo.   Nunca me han gustado.   Eso lo descubrimos él y yo al mismo tiempo cuando me subió a un tobogán acuático y yo le explicaba civilizadamente con patadas y gritos que no quería aventarme. . . me chingué.   Nos lanzamos y recuerdo muy bien sus carcajadas al oirme cambiar los "¡¡¡no!!!" por "¡¡¡yujuuuuuu papi!!!".

Los globos de cantoya que nos hizo a mis hermanos y a mi con papel periódico.   Las veces que me acompañó a buscar luciérnagas atrás de mi casa cuando todavía existían en la Ciudad de México.   Sus consejos deportivos tanto de futbol como de atletismo porque para uno y otro, no lo digo porque sea mi jefe, fue muy bueno.

Pero no sólo para los recuerdos bonitos, igual para los importantes.   No es que él me haya enseñado a leer, eso me lo enseñó mi mamá, pero él fue quien intentó con más o menos buenos resultados que yo me interesara en la lectura y se lo agradezco infinito al igual su gusto por hacer siempre deporte.   Desde niños él y mi mamá, cada uno a su manera, nos procuraron dar una buena escuela y nos animaron a estudiar.

No sé si yo sea lo que imaginó que sería su hijo, espero que sí, pero creo que está contento.   Aunque, haciendo un poco de memoria, hace unas semanas me dijo que hay una experiencia que le gustaría mucho que yo tuviera pronto. . .

- Oye ca. . .- Me dijo con la confianza con la que casi siempre me habla.
- ¿Qué pasó ca. . .?- Le respondí igual porque así nos llevamos.
- Me parece que deberías tener un hijo.   Me refiero a que me gustaría mucho que tuvieras pronto esa experiencia y así entenderías muchas cosas que creo todavía no terminas de comprender y saber.

No quise, tampoco pude porque no sería verdad, decirle que no quiero.   Pero algún día, no está en mi plan de ésta semana estar haciendo hijos, distinto es de practicar a hacerlos.   En fin, ahi medio pude decirle que le prometía que la mamá de sus nietos iba a ser una buena mujer.

- Sí, ya veremos.   Ojalá en un año o dos. 

Esperé dejar terminado el tema, pero me quise asegurar.

- ¡Hey! Ya no le pasen otra cerveza cuando se termine esa, por favor. 

¿Qué onda con esas preguntas? Estamos tomando tranquilos. . .

No nos vemos mucho, pero sabemos que nos amamos aunque no nos lo hayamos dicho muchas veces así con todas sus letras.

Siempre que oigo ésta canción y más cuando veo su video, me acuerdo de mi papá y aparece una sonrisa en mi rostro.

The Beatles
"Get Back"

14.6.11

CHUCHO RÍOS

Ha habido días similares a hoy, en que una parte de mi no se siente yo.   Me refiero a que una parte de Berna no se siente Berna y se cree incluso otra persona, que se parece. . . pero que no es.   Son los días en que me veo a mi mismo como Jesús Ríos, aunque termino por llamarme Chucho Ríos porque, aunque encabronado, me gusta hablarme con cariño.

Así ha sido hoy.   No tengo muchas ganas de nada más que de andar emputado y no reconocerme.   No sé por qué estoy escribiendo tampoco.   Ese punto intolerante que me da a veces en que no aguanto la hueva de algunos, que no tolero la pasividad de nadie.   Que me caigo mal por ser arquitecto y que no me importaría haber sido cualquier otra cosa (o casi, tengo mis límites) que me permitiera planear un poco mis tardes y mis noches.   Que no me haga pedirle una disculpa cada vez que salimos porque siempre llego tarde.   Que me deje leer a veces.   Que no me mate el sueño a la primera oportunidad.

En días como hoy, me ocupo de lo que no es importante y no me gusta.  Lo único que uno no puede permitirse es perder el estilo, siempre se corre el riesgo de quedar como un pendejo cuando se tiran pedradas para todos lados.

Ay pinche Chucho amargado y mamón. . .   Me cae mejor Berna, a ese wey sí le gusta ser arquitecto, le gusta mucho. . . la vida siempre se le viene fácil y anda así como si nada.   Aunque que desmadre. . . que puto desmadre se viene encima.

Con todo, me desperté cantando ésta rola y así estuve todo el día. . . qué raro, qué sorpresa, quién lo hubiera imaginado, casi no me gusta. . .

Los Rodríguez
"Sin Documentos"

10.6.11

3.5.11

NINA

Está linda.   Pelo gris plomo, ojos verdes, voz aguda y cola con la punta torcida.   Un poco más grande que hace unas semanas cuando la conocí.   Ese día yo no estaba muy seguro de que terminaríamos estando juntos.   Sus hermanos no la dejaban comer, parecía un poco aturdida, demasiado pequeña comparada con ellos y, por si fuera poco, se comía la arena en lugar de usarla como un gato normal.   Me cayó bien, eso sí.   Le vi potencial de rockera y me emocioné de saber que Aleka (la chica que la rescató y ahora me la encargó) la estaba cuidando y ayudando a crecer y ponerse bien para poder entregármela.   Entonces llegó el viernes pasado por la noche.   Algo confundida, algo temerosa y muy llorona. 

Antes de dormir le dejé la puerta de mi recámara abierta para que entrara más tarde si quería.   No me di cuenta del momento en que eso sucedió.   Esa semana fue una de las más pesadas que haya tenido.   Todos los días fueron al estilo Jack Bauer, parecía que el mundo se iba a terminar en veinticuatro horas y cuando desperté el sábado la encontré bajo mi mano.   Ni cuenta del momento en que llegó ahi.   Las siguientes dos noches han sido un poco más agitadas.   El domingo, le pareció buena idea ponerse a jugar con una pelotita de cascabel que atinadamente le compré. . . el problema fue que lo hizo a las dos de la madrugada, no hay bronca, se la perdono.


No llevamos muchos días juntos, tres o cuatro, pero ya se ha vuelto como mi sombra. . . me sigue a todos lados, se me encima todo el tiempo, me maulla cada que le digo su nombre y parece haber encontrado en mi cuello su mejor lugar para dormir y mis piernas un buen reto para escalar.


En fin, parece raro que me haya decidido por un gato.   Hace algunos años estaban lejos de ser mis favoritos pero empecé a enamorarme de ellos (¿ellas?), con la Pity querendona en casa de mis jefes y luego de la Olli loca.   Sí, prefiero que sean niñas.   Los gatos machos son meones, peleoneros, retadores y cabrones. . . al menos los que he conocido.


Estoy contento con mi Nina de plomo y tengo la impresión de que ella se la está pasando bien conmigo.  


The Subways
"Rock & Roll Queen"

4.4.11

ES LA HORA

Ese pretexto del cambio de horario, que acostumbran tantos, siempre me ha parecido injustificado y vacío.   Será que todo el fin de semana estuve enfermo de la barriga pero hoy no tenía fuerzas para levantarme. . .   El viernes, antes de escuchar a Single en el Pasagüero, pasamos Brenda, Armando y yo (como siempre, las identidades fueron cambiadas por seguridad de los protagonistas de la historia) por una cerveza al Salón Corona.   Aprovechando. . . una torta de pulpo unos, una de pierna el otro. Tan buena que estaba, tan mal que me puso el fin de semana.   Entonces, ya no sé si fueron los efectos secundarios de la torta o el cambio de horario pero ayer, estuve todo el día sin saber dónde estaba, qué hacía o para dónde iba.
A pesar de eso, me dormí con la convicción de levantarme a correr a las seis treinta de la mañana y probar si mi tobillo ya puede, después de tres meses, dejar de chillar por aquel esguince, de aquel día, de aquellos dolores.   
Puntual como todos los días, inoportuno. . . también, en la oscuridad de la noche-mañana sonó el despertador sólo para que lo tomara en mis manos y al verlo saliera desde mi corazón un "suputamadre que son las cinco treinta del viejo horario. . .".   Obvio, no salí a correr.   Irresponsablemente cambié para las siete y cuarto la alarma y cerré mis ojos mientras me acurrucaba dentro de mi cama. 
De alguna manera que aún no logro descifrar, a las ocho y dos minutos me desperté con el celular en la mano. . .   "¡nooooooooo!. . ." mientras al mismo tiempo pateaba las sábanas que cinco segundos antes me habían seducido hasta tal punto que no me di cuenta cuando apagué por segunda vez el despertador y continué metido en ellas hasta esa hora. ¡De un salto me puse de pie! con paso zigzagueante caminé hasta el baño mientras me regañaba por mi flojera mañanera que me tenía una hora tarde, en lunes. . . "pinche Bernardo. . . siempre es lo mismo. . . si hubieras ido a correr. . . pero ¿qué tal ayer?. . . hoy si te duermes temprano, cabrón. . . etc".   Por si fuera poco, no estaba planchada mi camisa. . . en realidad nunca lo está y es algo que hago saliendo de bañarme.   En tiempo récord para mi, estuve bañado, rasurado (peinado nunca) y vestido a las ocho veintiocho.   Llegando a la oficina supe que no fui el único que había encontrado problemas en la mañana para librarse del cambio de horario. . .   ¡Ah! ¿la camisa? para casos de emergencia me permito ponerme alguna playera de manga larga que no requiera plancharse y que hoy me mata de calor.
En boca cerrada, no entran moscas. . .


The Fratellis
"Chelsea Dagger"

31.3.11

JACARANDAS

  
Si pudiera ver más allá de mis ojos
sentir a través de mi olfato
sin mirar, sólo asentir…

Si pudiera ser como las Jacarandas
...flor de abril
lila de mis ojos
tiempo finito

Si pudiera
verte hoy y mañana
siempre aunque no estés
mirarte desde adentro,
desde aquí
como el árbol floreado
de lilas y tristezas

Si pudiera ser como ellas…
flores que alegran la entrada
de otro tiempo,
de la primavera que trae
el llanto y la mirada limpia

Paulina Van Dam

Buena Vista Social Club
"Y Tú Qué Has Hecho"

25.3.11

DOS AÑOS DESPUÉS

Qué rápido pasa el tiempo.   No sé si dos años es mucho o poco, sé que no puedo dejar de ver ese nombre sin que se distorsione mi vista, se me anude la garganta y tiemblen mis manos.   Qué noche tan rara, que extraño día ese veinticinco.   Y siguen. . . de las cosas que nunca se olvidan ni dejarán de doler, pero en las que no quiero pensar.


Gustavo Cerati
"Crimen"

11.3.11

MARZO II

Es raro, muy raro, que suene el teléfono de mi casa.   Es aún más extraño que suene cuando yo estoy (porque nunca estoy).   Las pocas llamadas que recibo se deben a que prácticamente nadie tiene el número (no es mío sino de quien me renta el departamento), si acaso dos o tres personas que cuando me buscan lo hacen en mi celular.
   
Ayer, justo cuando llegaba y mientras me quitaba mi chamarra y me dejaba caer en la cama, entró una llamada.   ¿Bueno?. . . ¿Bernardo?. . . sí, ¿quién habla? contesté extrañado tratando de reconocer la voz.   Hola soy Malena, te llamo porque Amigo (para proteger identidades) está tomando un curso de manejo del enojo y nos dijo que podrías estar interesado en venir con nosotros. . . nuestro sistema bla bla bla. . . 

Pensé que se trataba de una broma pero la formalidad con la que me hablaban al otro lado del teléfono me hizo notar que hablaba muy en serio.   Perdón por interrumpirte, ¿me puedes repetir tu nombre?.   Soy Malena.   Malena, no estoy interesado en tu curso, te agradezco la llamada pero te voy a agradecer más que ¡NO VUELVAS A LLAMAR A ESTE NÚMERO!. . . Me reí varios minutos, no sé que habrá pensado la chica del centro de control del enojo y sinceramente me siento un poco apenado con ella pero. . . no pude evitar hacer la broma ante semejante oportunidad.   

Hoy hablé con Amigo y le pregunté sus motivos para considerar que yo podría necesitar un curso así.   Estaba preocupado por el evento ciclista de la semana pasada. . . nos reímos, le agradecí la preocupación y con la plática se me pasó preguntarle si el curso era como la película de Jack Nicholson y Ben Stiller, espero que no.  

¿Cómo podría enojarme? si lo primero que veo en las mañanas es una jacaranda que casi se mete por mi ventana.   Si el camino al trabajo lleva dos semanas pintado de morado y huele a esas flores lilas infinitas que no dejan de caer de mi árbol favorito para contrastar espectacularmente con el asfalto.   Si la aceptaron y tengo hasta julio para corregirla.   Si el Barcelona del Ajusco sigue invicto y no cree en nadie.   Imposible.   Así no puede uno estar de malas.    Ya. . . tampoco se trata de hacerse el chingón y decir que todo brilla, aqui no es el Club de los Optimistas pero hay más para sonreir que para ponerse de mamón.   En serio, ¿cómo podría estar de malas? si por fin es viernes.

Los Rolling Stones a todo.   Aunque al final se corta un poco el video y el sonido no es el mejor. . .

Rolling Stones
"Let's Spend The Night Together"






2.3.11

DOS PENDEJOS

Hay 10.32 km entre la puerta de mi casa y mi trabajo.   Desde hace algunos días, hago ese recorrido de ida y vuelta en mi bicicleta.   Luz Saviñon hasta División del Norte, Nuevo León, Sonora y termino por subir Reforma desde Chapultepec hasta Explanada.   Me gusta la ruta y con excepción del último tramo, podría decir que no es tan peligrosa.   El riesgo que uno puede correr andando en bicicleta en la Ciudad de México a las 8.00 am está en no poner atención a todo lo que pasa a tu alrededor.   La gente lleva prisa, no respeta los semáforos ni los pasos peatonales.
Hoy por la mañana, el recorrido no tenía nada distinto al de los días anteriores pero cuando pasaba frente al museo de Antropología vi el semáforo en verde y, primer error mío, me pasé confiado la calle.   No contaba con un Neón rojo que no sólo se iba pasando el alto, también venía sacándose los putos mocos y no me había visto.   Fue un segundo nada más.   Rechinido de mis llantas, rechinido aún más ruidoso el de las suyas. Y sí, me vi volando, gente llorando, mi bici pintada de blanco junto a Tlaloc, tripas regadas en el pavimento y todas esas chingaderas que en verdad pasan por la mente en eso, un segundo. Mi siguiente reacción fue gritar ¡pendejo! mientras con mi brazo izquierdo hacía la nacionalmente conocida señal de "chinga tu puta madre" que es igual a la de "chinga tu madre" pero adornada con el dedo medio levantado. Me alcanza, se orilla bajando la ventanilla del copiloto y le repito, por si acaso no me había oído, lo que acababa de gritarle. Al mismo tiempo veía como balbuceaba, asustado aún, que me iba a partir la madre y que se iba a bajar. Siempre que he oído algo así no puedo más que sonreir pero hoy acompañé mi sonrisa con un bájate ya pinche marrano, esperando que fuera él quien pagara los platos, la taza y la jerga que se han roto en el año. Si me bajo es para meterte un plomazo y si no te largas a la de tres te juro que te lo doy, fue su respuesta. Empezó su cuenta y, no podría negarlo, me dio miedo que en verdad tuviera un arma. A pesar de eso cometí mi segundo error, me mantuve ahi con mi sonrisa burlona preguntándole si se iba a bajar o no de su coche (pensando, que no traiga plomo. . . claro). Dijo dos, subió su ventanilla y gritó tres antes de arrancar. . . para eso me gustabas, puto (pensé). No traía pistola (ni huevos tampoco).   Par de pendejos, viendo quién era más chiludo. . . pero pendejo yo por engancharme.   
El peligro está en lo que uno hace y deja de hacer. La verdad es que no soy más valiente por haberme quedado, pero también es cierto que a mi nadie me cuenta hasta tres y menos para decirme que me van a partir la madre. En fin, mañana no hay bici porque hay Robot Koch en la noche, tocaría ponerlos para cerrar este post pero se cruzó en el camino Arcade Fire.


Arcade Fire
"Ready to Start"

14.2.11

AMOR

Enamorarse solo tiene un peligro, cuando eso sucede se dejan de cargar armaduras y uno queda vulnerable. Se dejan de medir los pasos mientras las espadas con filo de incertidumbre y miedo no deberían ser usadas en esa guerra. Entonces el encuentro ya es cuerpo a cuerpo. Lo que pasa después es una incógnita. Se pueden unir fuerzas o de pronto ver que uno seguirá luchando y el otro no.   
Hoy me crucé con un poema de Villaurrutia que me dedicaron no hace mucho tiempo. Sí. . . da miedo saberlo todo de ti. En fin, curioso el amor. . . complicado, difícil de entender y de vivirlo. Para los que lo festejan hoy, mmhhhh. . . felicidades. . . para los que lo festejan todos los días como su servilleta, vientos. . . pero a veces creo que. . . es mejor no decir nada.
Mi canción favorita es Sin Documentos, sí. . . lo he dicho muchas veces ¿y qué?. . . estuvo a punto de colarse en ésta entrada y tal vez hoy sea un buen día para escucharla. En su lugar, prefiero acabar este post con mi grupo favorito interpretando una de sus mejores canciones con una letra espectacular.
Ésta boca, es mía.


The Doors
"The Crystal Ship"

10.1.11

2010-2011

Con un fin de año extraño, con un inicio igual.   Pero empezando por donde debe ser, por el principio, a mi me tensan un poco estas fechas. . .   Sé que no soy el único, conozco a mucha gente a la que no le gusta la Navidad.   A mi no es que no me gusten, es que me empieza a dar problema que si lo voy a pasar en un lado o en otro, que si parte de la familia quiere en un sitio, que si otros no quieren ir y que yo, generalmente, tengo un plan muy distinto a ellos.  

Este año me tuvieron sin cuidado los sentimientos de los demás y pensé en mi.   Fue un fin de año entre espectacular y "¿me puede repetir la pregunta?".
Por otro lado, fue uno de los cumpleaños más increibles que haya tenido por distintas razones.   Sinceramente, mi cumpleaños nunca ha sido para mi el día más importante, pero eso ha cambiado en los últimos dos. . . me dio mucho gusto recibir las felicitaciones de tanta gente, muy querida toda y saber que a lo largo de estos ya largos 32 años he hecho algunos amigos.   Sí, es solo una felicitación, pero los saludos siempre animan mi sonrisa y alegran mi espíritu.   Ese día por la noche, fui a visitar y conocer Uxmal. . . uno de los lugares más hermosos donde haya estado, con el cielo totalmente despejado y todas las estrellas acompañando la visita.   Solo dos veces, la arquitectura me ha llevado a una emoción que alcance las lágrimas, ésta fue la segunda.

Esto está trabado. . . las letras no fluyen como deberían. . . si no fuera por la música ya me habría vuelto loco. . .


King Britt
"Last night a DJ saved my life"