6.10.09

EL PADRE MASACRE

"¡Masacre!. . . ¡Masacre!. . . ¡Masacre!. . . ¡Masacre!. . ."

La multitud enloquecida lo aclamaba gritando su nombre una y otra vez. No es que fuera el favorito de todos, pero sí el de la mayoría. Tenía como costumbre llegar al ring acompañado por cuatro modelos de cuerpos esculturales y que lucían diminutas prendas de algún material plástico color negro ajustadas a ellas. Hielo seco, luces que se encienden y apagan y, para parecer más cabrón, la canción de la película de Rocky como fondo musical.

A Gabriel le gustaba sentarse cerca del pasillo. Le emocionaba ver pasar a los luchadores y oirlos cómo iban mentándole la madre a todos.

-¡Órale cabrones!. ¡Aqui está su pinche padre culeros!.

Sorpresivamente aparecía el equipo rival y así, sin importarles que todavía no estuvieran sobre el cuadrilátero o que sus acompañantes siguieran ahi, se armaba la batalla campal cómo cada función.

Su papá era grande, fuerte y mal hablado. A Gabriel le parecía muy extraño que cada vez que lo llevaba a ver las luchas, justo antes de que Masacre hiciera su aparición, su padre fuera al baño o por refrescos, papas, las tortas o porque se había olvidado de las servilletas. Así que llevaba algún tiempo sospechando que su padre era ni más ni menos que, el Padre Masacre. Imaginaba que al estilo de Superman o El Hombre Araña llevaría debajo de su ropa el traje con el que le partía la madre a cuánto luchador se le ponía enfrente.

- ¿y la máscara?.- le preguntaban sus compañeros en la escuela cuando él les contaba orgulloso que era el Hijo Masacre, por decirlo de alguna forma.- ¿esa dónde la guarda?

- No pues. . . la máscara no sé.

No era una respuesta que convenciera del todo a los niños, así que con frecuencia terminaban aplicándole las llaves que veían en la tele y algunas más que se inventaban en el momento.

- Para que se te quite lo mentiroso, cabrón.- le remataban con un puñetazo en la panza.

Muchas funciones pasaron, semanas que se volvieron meses y algunos años más tarde Gabriel se armó de valor y pudo preguntar lo que siempre quiso saber.

- Papá. . . ¿eres el Padre Masacre?.

- ¿Qué, y ese quién es?.

Después de algunos minutos explicando la historia de por qué creyó durante su infancia que el luchador de moda era el jefe de su familia, supo que los viernes que lo esperaba hasta que llegaba no estaba luchando sino jugando al dominó con sus amigos acompañados de algunas botellas de tequila. El mismo tequila que le aplicaba una quebradora a su lengua y hacía pensar a Gabo que por los azotones contra el ring y los vuelos por encima de las cuerdas, lo dejaban tan golpeado que le costaba trabajo hablar. Las desapariciones en la Arena México que por casualidad se presentaban en el preciso momento en que el ídolo de la lucha saltaba a escena no eran más que eso, coincidencias. . .

--------------------------------

Encontré la versión de la película, me pareció que no podía quedar excluída después de haberla visto. Al pobre Rocky le ponen una sacudida entre Apollo, Mr. T., el desalmado Ivan Drago (peligroso y malo por comunista) y hasta Hulk Hogan. Todos ellos rindiéndose al final por la voluntad y la fuerza del héroe “americano”, defensor del modelo económico y político gringo. Para el que lo quiera ver, CLICK AQUI.

La versión original a continuación. Con los ochentas a todo lo que da. . .

Survivor

"Eye Of The Tiger"

2.10.09

NO SE OLVIDA

En días pasados tuve en mis manos La Fuga de Oblatos, de Antonio Orozco Michel, Ed. Casa del Mago. Libro que narra la experiencia vivida por el autor, integrante durante los años 70 de la Liga Comunista 23 de Septiembre, durante su reclusión en el Penal de Oblatos y la manera en la que escaparon él y algunos de sus compañeros en una espectacular fuga. Llegó a mi no por una casualidad. Mi novia, periodista, escribe sobre el tema y yo me he aprovechado de ello para robarle (por algunos días) algunos textos en los que apoya su investigación. Dicha organización tomó fuerza en la escena de la resistencia contra el gobierno federal después de las matanzas del 68 y 71 en la Ciudad de México.


Hoy es 2 de Octubre, se cumple un año más de ese evento tan lamentable que no viví pero al ser hijo de la generación que estuvo ahi presente, tuve de primera mano durante mi educación secundaria y preparatoria la versión estudiantil tanto de mis padres como de mis maestros de lo que ese día se vivió en Tlatelolco. Es triste ver que la marcha que se realiza cada año para conmemorar a los estudiantes caídos ese día se haya vuelto un pretexto (para algunos) para cometer actos de vandalismo escudados en la multitud. Es repugnante ver individuos enmascarados en paliacates y lentes oscuros destruyendo lo mismo locales comerciales que mobiliario urbano, haciendo pintas con aerosol, golpeando autos y a cualquiera que se atreva a cuestionar su comportamiento.


Es una pena que algunos dirigentes de aquel movimiento se ocupen hoy de quedar un período como diputados y al siguiente como senadores o viceversa, usando el puesto para disputas partidistas y dejando de lado las soluciones que el país necesita más que nunca. Desgraciadamente algunas mentes y corazones se corrompen con facilidad. . .

¿Qué hace falta para que despertemos y le podamos dar la vuelta a las cosas?. Necesitamos un giro espectacular como sociedad y sólo podemos lograrlo si lo hacemos como individuos primero. No somos más chingones si nos robamos la luz, si pagamos menos impuestos, si no dejamos pasar a nadie con el coche. . . No vendría mal una revolución, pero no con armas ni violencia. . . una revolución mental que nos ponga a todos en sintonía y le demos un impulso a México.

Es prácticamente irrelevante estarnos enviando entre todos la columna de Germán Dehesa declarando que se niega a pagar más impuestos, el video en el que Calderón nos habla de todo lo que (no) va a hacer durante su gestión, reirnos de Juanito y su estúpido y corrupto padre político si no vamos a exigirles en verdad que se transparente la aplicación de los recursos, que nos cumplan las promesas de campaña y sigamos votando por "líderes" que sólo ven por sus intereses políticos.


No quiero terminar de malas este post así que aprovecho para felicitar a mi hermano por su cumpleaños, mi principal motivo para no olvidar esta fecha. A pesar de la diferencia de edades, su amor al igual que el de mi hermana es parte fundamental de mi vida y me siento afortunado por tenerlos conmigo. Los amo y no puedo imaginar como habría sido mi vida si ellos no hubieran existido.

Green Day
"Boulevard Of Broken Dreams"