31.12.08

UNO MÁS

Llegó a su final el 2008. Se va, dejando la misma sensación que sus anteriores camaradas, ¿soy sólo yo o alguien más siente que el tiempo camina más rápido ahora?, aunque recién comentaba que este año había comenzado lento, desde su primer minuto se presentaba con ganas de transformarme la vida y no falló afortunadamente, pero en su segunda mitad todo volvió a sus ritmos acostumbrados y el año se fue volando.

Se cerraron todos los círculos que sin darme cuenta, se habían vuelto un lastre más que una motivación. Algunos dolorosos, otros sorpresivos, algunos esperados y otros más medidos, pero todos colaborando a recuperar al Berna que en algún punto en el camino de los últimos años, había cometido lo imperdonable. . . atentar contra sus propios objetivos y conformarse con lo seguro.

Me parece que en general, fue un buen año. . . obvio, con algunas sacudidas, topes y tropezones que en su momento fueron buenos dolores de cabeza. Pero sobre todo me quedo con las lecciones aprendidas, fueron varias pero la mejor es sin duda no guardarse las cosas ni vivir con miedo. . . hay que aventarse y aunque a veces no salga, queda la satisfacción de haberlo intentado, siempre será mejor a quedarse con las ganas sin haber tratado.

Favor de pasar a la siguiente caja. . .

Para hoy, otra de mis canciones favoritas. El video fue presentado por la BBC a finales de los 60's en la primera transmisión mundial de televisión vía satélite. Una verdadera joya musical, en los coros participa Mick Jagger entre otros amigos de los Beatles.

The Beatles
"All You Need Is Love"

28.12.08

XXX

En unas horas más, cuando el reloj marque las 19 horas con 19 minutos, estaré entrando oficialmente al equipo de "Los Tas". Treinta años de los cuales tengo extraña y afortunadamente memoria de todos ellos. Tan lejanos que se veían y tan pronto que están ahora conmigo.

Lo curioso es que no ha llegado la famosa crisis, me lo han preguntado muchas personas y no, simplemente no me siento diferente, no he perdido la cordura (al menos no la he perdido más de lo que ya venía por defecto de fabricación) y sí, hay algunas canas muy cagadas que como por arte de magia aparecieron ese año, pero fuera de eso. . . creo que nada. Lo único que ha cambiado son las ganas por festejarlo. Muchos saben que mi cumpleaños nunca ha sido un evento que me preocupe demasiado. . . que incluso lo he olvidado hasta que alguien me llama para decirme "¡que buena broma les hiciste a tus papás wey!. . . felicidades mano. . ." abusando de la fecha en la que decidí estrenarme en esta vida.

Que no se piense que soy un amargado. . . que no se ligue mi nombre a semejante adjetivo. . . que no se insulte a mi sonrisa con tales insinuaciones. . . que no se acuse de hipocresía a mi felicidad. . . es sólo que cuando compites con la Navidad y el Año Nuevo, acompañados del Guadalupe Reyes en sus distintas y originales presentaciones tipo brindis, cenas, comidas, pre-posadas, posadas, post-posadas y en general el decembrino "vamos a beber porque sí, porque sí, porque sí. . ." pues se me olvida.

Pero me estoy desviando del tema de los festejos. Me han propuesto algunos que me resultan interesantes como los 30 tragos en 30 distintos bares. . . suena épico, pero no imposible aunque se pueden hacer algunos ensayos tomándolos todos en un sólo lugar y ver como responde el cuerpo y la conciencia. . . ¿voluntarios?. Otra sugerencia fue hacer vacaciones en Cozumel para la fecha exacta, o sea hoy, pero mis nuevos compromisos profesionales han cancelado esa opción y me obligaron a cambiar el plan, de cualquier forma tendré treinta años durante todo un año ¿no?. Mi conocido terror a las alturas me ha tentado con un reto que contará con su obligado registro fotográfico del cual habrá más detalles en las próximas semanas.

Son treinta y es sólo por eso. Es una cantidad significativa. Son ni más ni menos que tres veces diez. . . un chingo pues, pero que se han ido rápido. . . supongo que es porque los he disfrutado, aunque estos 29 que mueren hoy empezaron lento. . . lento. . . lento. . . tomando por momentos, velocidades vertiginosas en los últimos meses. . . woo hoo!

Para hoy me he regalado el video de una de mis canciones favoritas del "rock" noventero en español, probablemente la más favorita de todas.

Los Rodríguez
"Sin Documentos"

11.12.08

NAVIDAD

A mi no me gusta la Navidad. . . sonaré como un amarguetas pero es así. Me molesta mucho que me esten taladrando desde principios de octubre en las tiendas, la tele y la radio con sus incitaciones a participar en el consumismo, en el "si no compras no existes". . ., y me caga porque termino por caer inevitablemente en el juego. Siempre he preferido los regalos hechos por uno mismo, recibirlos y darlos, porque tienen un verdadero valor sentimental. . . según yo. Se les dedica tiempo, tanto en pensarlos como en hacerlos, y eso cuenta más que cualquier otra cosa.

Por otro lado, la Navidad tambien tiene su parte chingona. Muchos brindis, comidas, cenas y es el pretexto perfecto para repartir abrazos a las chicas guapas que andan cerca. Además de que a todo mundo, me incluyo, le entran las ganas por ver a las personas que por alguna razón no saludamos tan seguido en el curso del año. En general hay buena vibra y a veces hasta alcanza para hacer las paces con uno que otro mamón. . . y me vuelvo a incluir (en los mamones).

Pues parece que en una de esas. . . sí me gusta la Navidad.

Me hubiera gustado poner algún video del que es mi villancico favorito desde niño, "Los pastores a Belén". . . corren presurosos y que llevan de tanto correr, los zapatos rotos. . . pero no encontré ninguna interpretación digna. . . así que aqui está John Lennon con un crudo video navideño. . .

John Lennon
"Happy Christmas (War is over)"



2.12.08

LA VIDA ES COMO EL FUTBOL

Tuve la fortuna de ver jugar a Maradona. No exagero al decir que es el mejor jugador de futbol que estos ojos hayan visto en su infancia tardía y adolescencia temprana. Mentiría al decir que en el '86 estuve al pendiente del Mundial. Con siete años de edad, mis intereses estaban dirigidos a construir "presas" y "diques" en los montones de arena, capturar renacuajos, tocar timbres, jugar al G.I. Joe, aprender a no caerme de la bicicleta y subir a los árboles. Pero sin duda, dos de las pocas imágenes de esa Copa que tengo marcadas en mi memoria son los "dos" goles que anotó "el Diego" esa tarde histórica del Argentina vs Inglaterra en el Estadio Azteca.

El segundo de ellos un poema de despliegue futbolístico. . . recibe el balón en su media cancha, gira, se quita a dos adversarios, se detiene, arranca a toda velocidad mientras jugadores ingleses van cayendo a su lado con la cintura destrozada, entra al área. . . un recorte más y el pase a la red, Gol. . . 2-0 en contra de los ingleses.



Decepcionante ver cómo terminó su carrera rodeado de vividores, cubierto de deudas, con dificultades para librarse de sus adicciones, sobrepeso, problemas de identidad, estados alterados de conciencia, nula credibilidad. . . un desastre. No importa cuántas veces diga que la mano con la que metió el primer gol de ese día fue la de Dios, todos vimos su trampa y todos sabemos que mintió, de nada sirve negarlo. Atrás quedaron las tardes en que fue aclamado por las multitudes, seguido por los pequeños, admirado por los grandes. En el mundo de los Ronaldinhos, hoy no es más que un payaso que ni la risa merece y cuyo recuerdo remite a situaciones poco dignas. . . estás acabado.

Nada es casualidad.

The Rolling Stones
"Paint it black"

ESTRELLA INVITADA

Una de las reglas de este blog es no incluir el nombre de nadie cercano a mi. En esta ocasión, tratándose de una colaboración, no podría saltarme los créditos correspondientes para la autora de tan brillante crónica. Es así como mi amiga Arianna Arriaga participa hoy en ésta página con su narración y eligiendo la canción también. Gracias Ari. Saludos.

"Los últimos lunes, que mi auto no circula, me transporto hasta el trabajo utilizando el servicio de "taxis colectivos" que cubren el trayecto Tacubaya-Santa Fé, y si bien me he enfrentado a el "estilo" de manejo del taxista chilango, lo que me sucedió esta mañana es algo que necesito compartirles.

Hemos (y digo en plural pues mis otros tres acompañantes dudo que hubieran podido ignorar el asunto) vivido una experiencia surrealista, casi de verse sólo en las películas del corte "The Italian Job", sí esa en la que un convoy de Minis organizan una espectacular coreografía automovilística.

Eso sí, para nada esperen que mi piloto fuese Mark Whalberg o que alguno de los otros tres conductores tuviera los dotes físicos de una Charlize Theron, aunque ahora que lo pienso doy gracias que ninguno fuese una conductora femenina (y me perdonaran las colegas de género), sin embargo estos cuatro autos calibre Pointer o menor han hecho un despliegue de "habilidades" al volante para evitar el tránsito matutino de la zona.

Todo incluido: rebasar "en equipo", trayectos en sentido contrario, señales con luces o sutiles ademanes entre auto y auto, todo sin necesidad de descender de los 100 km/hr (calculo, pues la unidad en la que yo viajaba no le funcionaba el tacómetro). Por un momento ya no supe si mentar madres o aplaudir.

De verdad era grácil la manera en que uno de estos bichitos se filtraba en medio milímetro que dejaba un conductor despistado entre el auto que tenía enfrente y después detenía por unos segundos el flujo para dejar entrar a los otros tres cochecitos (sin bajar de los 100 km/hr, cabe anotar).

Todos perfectamente coordinados cada uno sabía donde y cuando, pues la tarea del "bloqueo" y la "infiltración" se compartía indistintamente entre todos.

Al final he llegado más rápido que si hubiera manejado mi auto, definitivamente yo no pasaría el casting de una película de acción, pero mi piloto y su grupo de compinches seguramente contarían otra historia.

Habilidad chilanga o cinismo citadino, reír o llorar!!... cómo no he podido decidirme entre la ovación o el insulto al bajarme de la parte delantera del Chevy en el que viajaba, preferí procesar tan surrealista momento compartiéndoles tal peripecia.

Y mis queridos, quien extrañe la ciudad se regocije con la sutil ironía que encierra este hecho."


Moby

"Go"